Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
30 Días de noche: 30 días hasta la muerte Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"El amor no es de los sueños. El amor pertenece al deseo, y el deseo es siempre cruel." Morfeo, The Sandman 9
ID

30 Días de noche: 30 días hasta la muerte

Los vampiros que no quería la saga Crepúsculo

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 14/03/2011
30 Días de noche: 30 días hasta la muerte
30 Días de noche: 30 días hasta la muerte USA - 2011
Guionista:David Lapham
Dibujante:David Lapham
Editorial:NORMA EDITPRIAL - 104 páginas - color Precio:12,00
PUNTUACION
3,5/5

Entendedme bien. A un servidor le gusta cómo escribe David Lapham. El problema es que está enfermo… Para que lo pilléis, si este tipo os preparara la lista de la compra, estaríais llorando desconsoladamente por el terror antes de llegar al pasillo de las conservas. Por eso escribió esa selección de relatos muy negros bajo el título Stray Bullets, en el que se daban cita los más degenerados especímenes de la raza humana, capaces de infligir todo tipo de horribles crímenes a sus congéneres.

El tema es que si este hombre guionizara un cómic de Los Teleñecos, Gustavo sería asesinado en la primera página por una secta demoníaca con fijación sexual por la felpa y liderada por una Peggy dominatrix adicta al crack, principal razón para ser escogido como sucesor de Garth Ennis en uno de los cómics más depravados y abiertamente horribles de los últimos tiempos, Crossed.

Está claro que si Lapham se encargara de la guía telefónica, la gente comenzaría a escribirse cartas de nuevo, aterradas por las horribles máquinas que hacen aflorar sus más sucios y reprimidos deseos, y que gritan con horrendas voces torturadas de niños perdidos entre códigos numéricos asesinos.

Esto nos lleva al cómic que nos ocupa y que es la última adición al universo creado por Steve Niles con aquella historia de un pueblo que se convierte en buffet libre para sanguijuelas por tener un mes entero sin luz solar alguna. El guionista nos presenta a un vampiro que ha decidido vivir su no vida sin ningún tipo de restricciones ni necesidad de ocultar su naturaleza, lo que lo llevará a ser perseguido por sus semejantes que no ven sus desenfrenadas actividades con buenos ojos.

El estilo sucio y lóbrego de Lapham casa a la perfección con los amenazantes callejones y lúgubres rincones en los que se mueven unos vampiros muy alejados de los engominados chupasangres presentados en la saga Crepúsculo.


contactarEdición impresa