Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Dossier Nivel 7 #3 - Todo sobre el S.H.I.E.L.D. televisivo Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Bruce, mañana está a sólo un sueño de distancia." Thomas Wayne / Detective Comics #2
ID

Dossier Nivel 7 #3 - Todo sobre el S.H.I.E.L.D. televisivo

Marvel's Agents of S.H.I.E.L.D. 1x11 - 1x22

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 10/06/2014
Dossier Nivel 7 #3 - Todo sobre el S.H.I.E.L.D. televisivo
Etiquetas: carter / / Marvel / Series TV /
AVISO: Éste artículo contiene posibles spoilers. En él se revelan aspectos argumentales que el lector podría preferir descubir por sí mismo.

Artículos relacionados

· Dossier Nivel 7 #1 - Todo sobre el S.H.I.E.L.D. televisivo

· Dossier Nivel 7 #2 - Todo sobre el S.H.I.E.L.D. televisivo

· Confirmadas las primeras temporadas de Agente Carter, Constantine, iZombie, Flash y la segunda de Agents of S.H.I.EL.D.

Hace unos meses, en este mismo lugar, os contábamos las razones por las que Agentes de S.H.I.E.L.D., la serie de TV que continuaba en la pequeña pantalla el Universo Marvel Cinematográfico, estaba tocada. Tocada por lo decepcionante que estaba resultando su desarrollo para gran parte del público. Tocada por los ratings, por los datos de audiencia, que continuaban un descenso preocupante. Tocada porque no era, en definitiva, la serie que muchos habían soñado. ¿Qué se podía salvar de todo ello? Para empezar, la esperanza de que existía una trama-río común que amenazaba con salir a la luz y explotar en la cara de los protagonistas. Para seguir, las infinitas posibilidades que permite el Universo Marvel, posibilidades de adaptación y de intercambio. Para cerrar, una idea mantenida por prácticamente todos: que los personajes presentados tenían que dar algo más de sí mismos, tenían que convencernos de que realmente eran merecedores de vivir en este mundo de ficción junto a pesos pesados como Iron Man, Capitán América, Hulk o incluso la Viuda Negra. Efectivamente, son niveles diferentes, pero es que también lo mostrado hasta el momento parecía pertenecer a un mundo totalmente diferente y muy inferior a lo visto en la gran pantalla, independientemente de la diferencia de presupuesto obvia entre un medio u otro. Por tanto.... ¿qué podíamos esperar de la segunda mitad de la temporada? Una mejoría. Y la tuvimos. Vaya si la tuvimos

Skye se encontrará a las puertas de la muerte al inicio de la segunda parte de esta temporada


12 capítulos. 12 capítulos tuvimos que esperar hasta llegar a ver algo realmente impactante. Que cambiase las reglas de juego de una serie que no pasaba del mero entretenimiento. Un golpe de efecto. Así pues, allí estábamos, cuando en el decimotercer episodio Quinn disparó a Skye. Lo cierto es que la trama de T.R.A.C.K.S. (P.I.S.T.A.S.) ya fue antes de ese impactante final uno de los episodios mejor narrados de toda la serie, con una estructura que especialmente los aficionados a Los Simpson seguro que reconocieron al instante de ese ya clásico capítulo que era Trilogy of Error (Trilogía del Error, temporada 12, episodio 18), que a su vez bebía de películas como Run, Lola, Run (Corre, Lola, Corre. Tom Tykwer, 1998) o Go (Doug Liman, 1999). O lo que es lo mismo: veíamos los mismos acontecimientos desde el punto de vista de las tres parejas en las que se dividió el equipo de Coulson dentro de nuestro misterioso tren italiano. Un capítulo que modifica la linealidad de los anteriores en la forma de contar las cosas, dirigido por Paul A. Edwards (director de episodios en prestigiosas series como Lost, Fringe o Once Upon a Time) y que se saldaba con un explosivo final que pocos podían predecir. Skye había sido uno de los principales puntos de atención de la primera mitad de la temporada, gracias en gran parte al carisma y la naturalidad que derrocha Chloe Bennet en su interpretación. Se había convertido a su vez en un gran misterio, confirmado en el capítulo previo (en el que tuvimos también el pseudo-cameo del villano Ventisca, interpretado por Dylan Minnette), por lo que costaba creer que los guionistas fuesen a librarse de ella tan fácilmente... ¿serían capaces de cumplir con esa máxima que dice que la audiencia nunca debe conseguir lo que quiera y eliminar a uno de los pocos reclamos de la serie? Por suerte, la respuesta a esa pregunta fue sencilla de resolver

El fichaje de Bill Paxton supuso todo un acierto


En relación a esto, y teniendo en cuenta que como ya decíamos en el anterior especial uno de los puntos negros de la serie era el poco carisma de sus protagonistas, los productores ejecutivos tomaron la decisión de que algo a mejorar en lo que restaba de este primer año de Agentes de S.H.I.E.L.D. iba a ser el reparto. No tanto porque la dinámica del equipo Coulson no estuviese dando resultados (la idea era crear aparentemente unas sólidas bases para el futuro destacando sus relaciones y personalidades), sino porque en ocasiones resultaban demasiado monótonos. El fichaje del veterano Bill Paxton (Apollo 13, Big Love) por Agentes de S.H.I.E.L.D. para interpretar al Agente John Garrett, un elemento externo a Coulson y sus chicos, funcionó: en un único capítulo, y acompañado por las circunstancias de la desesperada búsqueda de una cura para el estado de Skye, demostró tener mucho más carisma del que podíamos esperar, creando una química muy buena con Coulson, Ward y el también nuevo fichaje, el Agente Triplett (BJ Britt). Un verdadero acierto de casting que estaba por ver si evolucionaría de algún modo hacia su versión comiquera. Con Paxton llegó además uno de los momentos más impactantes de esta primera temporada de Agentes de S.H.I.E.L.D.: el descubrimiento del elixir que devolvió a la vida a Coulson... un elixir cuya procedencia también sería revelada. La escena hizo correr ríos de tinta digital por la red de redes, en un nuevo paso de la serie hacia al Universo Marvel tradicional. Falta por saber aún la confirmación definitiva sobre dicho origen, pero la propia Chloe Bennet lo daba a entender en unas declaraciones que podríamos definir claramente como spoileantes. El descubrimiento, junto a lo que veríamos después, afecta profundamente al personaje interpretado por Clark Gregg, que comienza a cuestionar en gran medida la vida que hasta ahora había llevado y su papel dentro de S.H.I.E.L.D.: ¿le habían utilizado definitivamente o realmente aún quedaban cosas por descubrir?

Proveniente de la segunda entrega cinematográfica de Thor, Sif pasó por el show comenzando la vinculación fílmica de la serie


Antes de llegar al gran giro de esta primera temporada y que en cierta forma daría respuesta a esa pregunta, los showrunners marvelitas nos obsequiaron con un nuevo cruce con el mundo de Thor. En esta ocasión, a diferencia del capítulo que conectaba con las consecuencias de la segunda película del Dios del Trueno, pudimos ver a un asgardiano en acción y además de forma digna. O más bien, asgardiana, pues la estrella ascendente Jaimie Alexander, de la que se rumoreó incluso su fichaje por el UDC como Wonder Woman (antes de la incorporación de Gal Gadot), demostró una vez más sus habilidades interpretando a Lady Sif, la poderosa compañera de armas de Thor, embarcada en esta ocasión en la búsqueda y captura de la criminal conocida como Lorelei.

Salida de la mente de Walter Simonson en su aclamada etapa del Hijo de Odín, Lorelei es la hermana de Amora, la Encantadora, una de las villanas más míticas de la colección. Sus poderes consisten en seducir a cualquier mortal o dios que se le ponga por delante, algo que se mantiene en este capítulo de Agentes de S.H.I.E.L.D. No se mantiene ni su relación con La Encantadora (al menos de momento), ni su aspecto: la Lorelei interpretada por Elena Satine (que ya había aparecido en otra serie que seguro que os suena, Smallville, como Mera, la compañera de Aquaman) es mucho más dura incluso que su contrapartida comiquera. Dispuesta a conquistar el mundo a cualquier precio, colocando a las chicas del grupo al frente de su búsqueda. De todas formas, es una más que correcta adaptación de un elemento del Universo Marvel, algo que junto a la aparición de Sif da una nueva alegría a los aficionados, y refuerza también la serie al introducir elementos alejados del tono espionaje-industrias-tecnología que había imperado hasta ese momento. Otra cosa fue el propio guión del capítulo, un tanto irregular en su ritmo, unido una vez más a unas poco creíbles en ocasiones reacciones de los personajes, salvado únicamente por la revelación del doble juego de la Agente May que se convertiría a posteriori en un elemento crucial de la historia-río de la serie.

Las consecuencias del final de Capitán América: Soldado de Invierno se dejaron ver en el arco argumental Uprising


Tanto en las semanas anteriores como posteriores Marvel a la emisión del capítulo dedicado a Lady Sif, Marvel tiró la casa por la ventaba con unas maniobras de marketing y publicidad destinadas a llamar la atención sobre la relación especial que habría entre la serie y el final de Capitán América: El Soldado de Invierno (Joe y Anthony Russo, 2014). La decisión de unir los destinos de ambas producciones puede ser criticable, pero es un movimiento inteligente, efectivo, y que además responde a una de las máximas del Universo Marvel: la interconexión de sus historias. Por tanto, se planteó un arco argumental subtitulado Uprising en la que la conspiración que desvelaba el Capitán América en la película, que era ni más ni menos que la corrupción de S.H.I.E.L.D. por parte de H.Y.D.R.A., afecta de manera coherente y, como no podría ser de otra manera, a una serie con el título Agentes de S.H.I.E.L.D.

Patton Oswalt es otro de los actores que ficharon por S.H.I.E.L.D.


Todas las tramas que vimos durante los episodios anteriores confluyen en la trilogía formada por End of the Beginning (capítulo 16), Turn, Turn, Turn (capíulo 17) y Providence (capítulo 18), tres capítulos claves que cambian completamente Agentes de S.H.I.E.L.D., a sus personajes, y provocaron reacciones de júbilo entre los aficionados. En primer lugar, por lo bien que jugaron los escritores con la confluencia de tramas y la identidad del Clarividente. Y en segundo lugar, por la revelación del traidor dentro del equipo de Coulson, un golpe del que aún no se conocen las consecuencias exactas pero que afectará a nivel personal a muchos protagonistas. Aunque algunos detalles son mejorables (las motivaciones del villano), y técnicamente no son los episodios más espectaculares (la dirección es bastante nefasta por momentos, con planos que impiden ver correctamente algunas secuencias de acción), Agentes de S.H.I.E.L.D. llegó al fin al nivel de tensión y calidad que se merecía una serie Marvel con esta línea argumental en la que no faltó ningún personaje: desde una Victoria Hand (Saffron Burrows) que adquirió la relevancia que merecía, pasando por el regreso de Jasper Sitwell (Maximiliano Hernández) y el Agente Blake (Titus Welliver), cerrando con la incorporación definitiva de Garrett y Tripplet al reparto. A su vez, y con las consecuencias aún por ver, se incorporó Adrian Pasdar(Héroes) como Glenn Talbot y Patton Oswalt(Two and a Half Men) como Eric Koening, produciéndose al mismo tiempo la definitiva confirmación de Deathlock como villano secundario de la temporada, destacándose como otro de los puntos a favor de estos capítulos. Su aparición como una imparable máquina de matar, el brazo armado de los villanos, sin escrúpulos y con ese componente sentimental por su pasado, aunque podría dar para más en el futuro, otorgó un nuevo trasfondo a un personaje que parecía destinado a caer en desgracia. También se desaprovechó en todo este maremágnum al siempre carismático Brad Dourif (Trilogía El Señor de los Anillos) como un señuelo del Clarividente con un final nada feliz.

También pudimos conocer a la famosa "violonchelista" interpretada por Amy Acker


El arco argumental final, los cuatro capítulos finales (The Only Light in the Darkness, Nothing Personal y Ragtag) continuaron la buena senda establecida, con un "in crescendo" que elevó la curiosidad del público e incluso hizo que algunos de los aficionados que habían dejado la serie en sus primeras entregas regresasen. La relación entre Ward y Garrett se aclaró y especificó, imprimiendo a ambos un trasfondo inesperado, una relación amor-odio/padre-hijo que se remonta años atrás y que en cierto modo nos venía a anunciar que, al menos de momento, ninguno de los dos podría tener la ansiada redención. Se ha continuado también la senda de las conexiones entre películas y serie, con las apariciones estelares y muy comentadas de "la violonchelista", el interés amoroso de Coulson interpretado por una siempre genial Amy Acker y el regreso de Cobie Smulders como Maria Hill, dando incluso pistas de por donde podría moverse el futuro (¿Iron Man/Tony Stark reconstruyendo la seguridad mundial?).

La reaparición de Maria Hill podría darnos pistas acerca del futuro del universo Marvel mediático


Los villanos Marvel han tenido su ración de protagonismo, con Apagón/Marcus Daniels (Patrick Brennan, y el humor en general de la serie se agudizó, incluso con un homenaje involuntario a la sesión de psicoanálisis que realizó el Doctor Samson en Investigaciones X-Factor en la serie de los 90 del equipo mutante escrita por Peter David, realizado aquí por Eric Koening y su máquina de la verdad. El capítulo final sin embargo ha dejado algunas dudas: el final del gran protagonista de este final de temporada (para bien o para mal), Garrett, ha sido un poco extraño y por momentos absurdo, con Coulson y un invitado muy, muy especial haciendo constantes chistes justo en las secuencias más tensas de la serie. Al mismo tiempo, el equipo queda reorganizado y con una gran cantidad de misterios sin resolver: ¿qué ocurre con el proyecto T.A.H.I.T.I. finalmente y, sobre todo, con los orígenes del "elixir"? ¿procede de Attilan, la ciudad Inhumana, del espacio exterior o de la mitología de los Eternos y Desviantes Marvelitas? ¿Qué pasará con Fitz? ¿Coulson saldrá a la luz pública de nuevo? ¿Qué interés tenía el gobierno en todo ello? ¿Quién es el padre de Skye? ¿Y de dónde sale Cybertek? ¿Qué son esos misteriosos símbolos que dibujan Garrett y Coulson? Y así podríamos seguir. Se puede decir por tanto que ha sido un final que ha apostado por mantener en vilo a la audiencia de cara al próximo año, un año en el que estamos seguros todo girará además en torno a Los Vengadores: La Era de Ultrón y en el que esperamos se den algunas respuestas más.

Agentes de S.H.I.E.L.D. ha sufrido una mejora sustancial. Es un hecho innegable: los personajes han salido reforzados y todos y cada uno de ellos han cambiado su status; las tramas, aderezadas con elementos del Universo Marvel tradicional y cruzados con el Universo Marvel Cinematográfico han ganado en relevancia y calidad; el propio ritmo de los capítulos ha dado un vuelco: cada escena cuenta, cada línea de diálogo cuenta para tratar de comprender o descubrir nuevos detalles de la conspiración descubierta. Incluso la división editorial de Marvel comenzó en esta segunda mitad de temporada a apoyar activamente a la serie, con una colección de teasers realizados por algunos de los artistas más destacados del momento (Paolo Rivera, Emma Ríos, Mike del Mundo…) ¿Qué puede haber por tanto de negativo en toda esta situación? La respuesta es clara: la nula o desastrosa planificación que ha hecho ABC de la serie, con parones larguísimos incluso para una serie de un canal generalistas norteamericano, ha provocado que la audiencia le de la espalda definitivamente a la serie.


Todo ello provocó en las últimas semanas una especie de incertidumbre sobre lo que podría ocurrir a continuación… ¿sería capaz Marvel de eliminar una parte de la gallina de los huevos de oro, aunque sea en formato televisivo? Todo tipo de opciones salieron a la palestra: desde un cambio de nombre de la serie (Vengadores Secretos, Guerreros Secretos) a una nueva y muy necesaria planificación en la que se trataría de encajar además la anunciada serie protagonizada por la Agente Carter. Finalmente, parece que esto último será lo que ocurra: la segunda temporada de Agentes de S.H.I.E.L.D. ya ha sido confirmada por la cadena, para felicidad de Jed Whedon, Marissa Tanchaoren y Jeph Loeb. Su emisión parece que se retrasará una hora, ubicándose en el slot de martes a las 21:00 hora estadounidense, lo que podría indicar que la cadena apueste por unas tramas más maduras. Agent Carter, por lo tanto, pasará a emitirse en verano de 2015 o bien en el espacio de tiempo entre la primera mitad y la segunda mitad de la próxima temporada de Agents of S.H.I.E.L.D., lo cual podría ser un buen momento para que sus responsables se planteen la posibilidad de acortar el número de episodios. Pase lo que pase, sea cual sea el destino de Coulson, Skye y el resto de Agentes de SHIELD... aquí os lo contaremos. Pase lo que pase... aquí seguiremos, tratando de disfrutar al máximo de una serie que, aunque ha costado, al fin se ha acercado a lo que todos soñábamos: un Universo Marvel de acción real cada vez más consolidado.

Agentes de S.H.I.E.L.D. se emite todos los martes en ABC USA, y los viernes en España el canal de pago FOX

Opinión de los lectores

Jac [ No identificado ] el 10 de junio del 2014 a las 18:00 dijo:

A falta de ver el 21 y 22 tengo que decir que a mi me ha gustado bastante. También Fringe tardó en mostrar una correlación en lo que ocurria en todos su episodios y al principio era un pseudoclon de Fringe para acabar siendo una grandísima serie.
Espero la segunda con impaciencia.
Valorar: (registrados) 0 0

Este mensaje no requiere estar validado para hacer comentarios, pero puedes hacerlo para mantener tu nick y tu avatar desde aquí

Nombre:

Texto:

Introduce el código de validación inferior en la casilla:


Normas de uso:

-Agradecemos cualquier punto de vista adicional sobre el artículo.
-Tu comentario nos aportará más si no descalifica la opinión del redactor y aporta tus propias razones al debate. Cualquier corrección será, por supuesto, bienvenida.
-Está prohibido el spam, los enlaces a contenido ilegal y las descalificaciones.
-Este formulario no procesa html.





contactarEdición impresa