Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Punisher 4. Frankencastle: Las piezas perdidas Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Yo no soy malo, vil criatura. Soy… complicado." Loki / Amazing Spiderman #503
ID

Punisher 4. Frankencastle: Las piezas perdidas

El Castigador pasa sus últimos momentos como monstruo Marvel

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 04/07/2011
Punisher 4. Frankencastle: Las piezas perdidas
Punisher 4. Frankencastle: Las piezas perdidas USA - 2011
Guionista:Rick Remender, Daniel Way y Marjorie Liu
Dibujante:Jefte Palo, Stephen Segovia y Paco Díaz
Editorial:Panini Comics - 176 páginas - color Precio:11,95
PUNTUACION
2/5

El experimento iniciado por Rick Remender en la colección del justiciero urbano Marvel por excelencia llega a su fin. La verdad es que la última etapa de la serie del Castigador no deja de tener su gracia, con ese Castle a medio camino entre personaje de la clásica Hammer y Cyborg atormentado como curioso protagonista del peculiar proyecto. Mucho han ayudado los dibujantes escogidos, con los geniales Tony Moore y Dan Brereton a la cabeza, que han sabido dotar de un aspecto original y pesadillesco las andanzas del hombre de la calavera en el pecho.

Pero los mandamases de la casa debían estar poniéndose nerviosos y una vuelta a los orígenes parecía estar a la orden del día, por lo que Remender tenía que ir cerrando todo este tinglado y devolver a Frank Castle a sus pastos habituales, a tiempo para los crossovers con Shadowland, la urbana saga nacida de Daredevil. Sin embargo, antes de poder volver a la normalidad, había algo de lo que ocuparse.

No es exactamente Frank un hombre dado a olvidar las afrentas, así que era de obligado cumplimiento esa última visita al causante de todo este desaguisado, el inigualable y despreciable vástago del mutante más famoso, Daken. De este modo, los cuatro primeros números incluidos en este tomo corresponden al cruce “Castigo” que supone el enfrentamiento final entre el Lobezno Oscuro de Osborn y el justiciero. Son mucho más acertados los números que corresponden a la colección del Castigador, guionizados y dibujados por Remender y Moore, principales artífices de esta locura, que los de la colección del mutante, con Daniel Way y Marjorie Lu haciendo lo que pueden sin acertar demasiado.

El salvajismo absoluto y la crueldad con la que estos dos personajes, uno convertido en monstruo inhumano y el otro con capacidades curativas mutantes, se enfrentan se convierte en un espectáculo digno de presenciar. Además, no podemos olvidar que el padre de Daken optará por pasar a ver si puede ayudar en algo y no suele ocurrir que Lobezno salte en una pelea sin garantizar aún más desmembramientos y muerte.

El número final es una especie de epílogo que nos presenta el final de la etapa y nos prepara para ese Castigador: En la Sangre que traerá de vuelta al Castle más clásico y despiadado. En resumen, otro divertido tomo al que acercarse si has disfrutado con la extraña y deformada última etapa del título.


contactarEdición impresa