Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Flash de Mark Waid: Punto Muerto Comic Digital

blogs

La Atalaya del Vigía

Inmortal Puño de Hierro: La fortaleza del legado

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando se pierde a alguien, nadie va donde quiere ir. Va donde necesita ir." Superman / All-Star Superman
ID

Flash de Mark Waid: Punto Muerto

Los velocistas se unen contra el temible Savitar

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 19/05/2018
Flash de Mark Waid: Punto Muerto
Flash de Mark Waid: Punto Muerto USA - 2018
Guionista:Mark Waid, Brian Augustyn
Dibujante:Humberto Ramos, Jim Cheung, Óscar Jiménez, Paul Ryan, Sergio Cariello
Editorial:ECC Ediciones - 456 páginas - color Precio:39,50€
PUNTUACION
4/5

Artículos relacionados

· Flash de Mark Waid: Impulso

· Flash: La Guerra de los Gorilas

· Flash de Geoff Johns: Fuego Cruzado

La llegada de un nuevo volumen de la colección que ECC está dedicando a recoger la etapa del guionista Mark Waid en la serie Flash es siempre motivo de alegría. Pocos autores han sabido crear historias tan dinámicas para el personaje y, lo que resulta más increíble, mantenerse durante más de cien entregas con el mismo dinamismo y sentido de la aventura intactos. Además, Waid supo rodearse durante estos números de grandes dibujantes que, sin duda, ayudaban a darle a la serie ese carácter épico que siempre ha acompañado al velocista y su peculiar universo. Óscar Jiménez sustituyó a otro compatriota nuestro, Carlos Pacheco, en los lápices de la serie y sin duda ayudó a que estos cómics de finales del año 95 luzcan hoy con la misma intensidad que cuando fueron publicados por vez primera. Por desgracia, se prodiga poco en la actualidad dentro del noveno arte, aunque esperamos que muy pronto nos sorprenda con un nuevo proyecto en el que disfrutar de sus dinámicos trazos.


El tomo se abre con Calor Muerto, una ambiciosa saga en ocho entregas que relacionaba las series de Flash e Impulso, en las que nuestros velocistas favoritos se enfrentaban a un grupo de ninjas con súper velocidad, que luego descubríamos trabajaban para Savitar. Recordemos que al final del anterior tomo, Max Mercury, Johnny Quick, Jay Garrick y el resto de velocistas perdían su velocidad, lo que sin duda va a ponerles las cosas muy difíciles. Quick ya se enfrentó con Savitar en el pasado y sólo él parece tener la clave para derrotarlo de una vez por todas. Por suerte, ECC ha sido muy escrupulosa con la nueva edición del material y ha incluido los números de Impulso, guionizados también por Waid y dibujados por el también genial Humberto Ramos, de forma que los lectores puedan disfrutar al completo y sin interrupciones de esta fantástica saga.


Para descansar un poco tras esta macrohistoria, tenemos una historia autoconclusiva Futuro Perfecto, en la que Waid se las arregla para devolver a XS a su línea temporal. El dibujo corre a cargo de Anthony Castrillo, que guarda bastantes semejanzas con nuestro añorado John Byrne, y que ilustrará algunas entregas del tomo. Sin tiempo para el descanso, Waid nos llevará a una carrera contra el tiempo, una nueva saga en seis entregas en la que viajaremos junto a Wally al siglo sesenta y cuatro, donde nuestro héroe es adorado como si de un dios se tratase.


Sin tiempo para conocer las razones de este sorprendente futuro, Wally intentará regresar al pasado, aunque esto implique paradas en los siglos treinta y veintisiete, que también esconden alguna que otra sorpresa. Paul Ryan llegará como nuevo dibujante justo a tiempo para un cruce con la saga Noche Final y con una historia en dos entregas que cierra el tomo, Carrera Presidencial, en la que Flash salvará la vida a Jacob Cartwright, candidato independiente a la presidencia, lo que lo involucrará en los asuntos políticos de Keystone y supondrán para Wally más quebraderos de cabeza de los que había imaginado. Acompañado por Brian Augustyn, Waid hace un brillante trabajo alternando las historias de un cada vez más amplio equipo de corredores y dejándonos sagas realmente memorables, que nos confirman que las aventuras de Wally West nunca estuvieron en mejores manos.


contactarEdición impresa