Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Patrulla-X Extrema: Un Nuevo Comienzo Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"En los cómics, casi nada ocurre accidentalmente" Will Eisner
ID

Patrulla-X Extrema: Un Nuevo Comienzo

¡Vuelven los mutantes de Claremont y Larroca!

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 13/01/2024
Patrulla-X Extrema: Un Nuevo Comienzo
Patrulla-X Extrema: Un Nuevo Comienzo USA - 2023
Guionista:Chris Claremont
Dibujante:Salvador Larroca
Editorial:Panini Cómics - 120 páginas - color Precio:15,50€
PUNTUACION
4/5

Los 2000 fueron una época de redescubrimiento para la Casa de las Ideas. En aquellos años, la editorial buscaba recuperar la gloria pasada y relanzar sus más importantes franquicias reclutando a autores de primer orden para conseguir captar nuevos lectores y volver a colocar sus franquicias en lo más alto de las listas de ventas. Fueron los años de J.M. Straczynski en Spiderman, de Grant Morrison en New X-Men o de las series Ultimate con gente como Brian Michael Bendis, Mark Millar o Warren Ellis al frente.

Sin embargo, también encontramos una línea de negocio que buscaba traer de vuelta a los lectores perdidos contando con aquellos creadores que habían ayudado a crear exitosas colecciones en el pasado editorial de la compañía. En esta línea encontramos la colección X-Treme X-Men, que trajo de vuelta al indiscutible patriarca mutante y lo emparejó con un artista en alza que ya había confirmado sus alucinantes capacidades para llevar cualquier título al éxito. Hablamos por supuesto de Chris Claremont y nuestro compatriota Salvador Larroca que consiguieron dotar a esta propuesta de la cantidad justa de brutal espectacularidad, personajes fan favourite y una agradecida dosis de nostalgia del mejor tipo.

Contando con un elenco que reunía mutantes como Pícara, Bishop, La Bestia o Tormenta, ambos autores nos ofrecieron una mirada al futuro mutante con un ojo puesto en su pasado más glorioso y unas tramas que sirvieron para hacer recordar a los lectores por qué Papá Claremont había mantenido la franquicia mutante en la cresta de la ola durante tantísimo tiempo. Con un total de 46 entregas -aunque Larroca se apeó a partir del vigesimoquinto número para dejar las tareas artísticas a un inspirado Igor Kordey-, el título sorprendió a todos gracias a su coherencia, acción y modernidad, permitiendo a los aficionados alternar entre los salvajes conceptos urdidos por Morrison en su colección hermana y el complaciente clasicismo de la serie de Claremont y Larroca.


En los últimos tiempos, parece que Marvel busca desesperadamente una nueva conexión con sus fans y, como suele suceder, no es la primera vez que intenta recuperar tiempos dorados llamando a los pesos pesados de antaño para reflotar colecciones o franquicias. Hemos sido testigos de esto gracias al retorno de Peter David a series limitadas basadas en sus más populares creaciones (El Maestro, Spiderman 2099) o, en un ejemplo de actualidad, el retorno de Greg Pak a Planeta Hulk para narrarnos un nuevo epílogo alternativo a su celebrada saga.

Ahora ha llegado el turno del volver al universo mutante extremo con una serie limitada que comienza en el momento exacto en que terminaba aquella primera propuesta mutante y que nos presenta a los mutantes enfrentados a una amenaza del pasado editorial más remoto: el temible Ogun, presentado en la recordada miniserie Kitty Pryde y Lobezno (1984) y convertido en vital en la historia de Gatasombra tras los hechos narrados en esa saga.

Ahora, el grupo formado por Kitty, Lobezno, Bishop, Gambito, Rachel Summers y una Pícara sin poderes deberá hacer frente al retorno de este villano, mientras intentan parar los planes del grupos antimutante, organizaciones criminales y enemigos superpoderosos que amenazan con eliminar a cada mutante que se cruce en su camino aunque, para ello, deban destruir el mundo que conocemos.

Los guiones de Claremont vuelven a ofrecernos una mezcla perfecta de aventura, frases lapidarias y nostalgia de primera calidad, mientras el arte de un Salvador Larroca en estado de gracia nos presentan una de las sagas mutantes más entretenidas de los últimos tiempos. En resuman, un viaje al pasado mutante que podría convertirse en una excepcional manera de revivir otro rincón de la franquicia, alejado de los conceptos presentados por Jonathan Hickman en las series principales.


contactarEdición impresa