Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
I Hate Fairyland #1: Loca para Siempre Comic Digital

critica

Chatarra Joe

“¿… por dónde se ha ido el robot?”

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Una vez te das cuenta del chiste que es la vida convertirte en comediante es la única opción sensata" El Comediante / Watchmen #2
ID

I Hate Fairyland #1: Loca para Siempre

Y fueron felices para siempre… y siempre… y siempre…

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 07/05/2024
I Hate Fairyland #1: Loca para Siempre
I Hate Fairyland #1: Loca para Siempre USA - 2024
Guionista:Skottie Young, Jean-Francois Beaulieu
Dibujante:Skottie Young
Editorial:Panini Cómics - 160 páginas - color Precio:16,00€
PUNTUACION
4/5

Lo creáis o no, hubo un tiempo en que Skottie Young era principalmente conocido por su correcto trabajo como ilustrador en series como Veneno, New X-Men o La Antorcha Humana. Por aquel entonces, su estilo era muy diferente y bebía directamente de las estéticas urbana y graffiteras para ofrecernos páginas interesantes aunque muy alejadas del personal arte que lo haría famoso.

Poco después, llegaría la adaptación escrita por Eric Shanower de los relatos ambientados en el Reino de Oz y, súbitamente, todo cambiaría para el artista. En las páginas de esta propuesta, Young encontraría su marca personal gracias a sus brillantes composiciones, estudiados personajes y giro directo a la estética cartoon. A partir de ahí, como suele decirse, todo es historia y la llegada de sus caricaturescas portadas protagonizadas por versiones infantilizadas de los más populares protagonistas marvelianos lo catapultaría al Panteón de los artistas comiqueros.

Sin embargo, Young es un creador con múltiples inquietudes y, por obra y gracia de ese estandarte del cómic que es la editorial Image, el artista decidiría poner en marcha un proyecto que llevaba tiempo dándole vueltas por la cabeza. Como cuenta el escritor en la introducción del volumen, la idea primigenia estaba protagonizada por un hombre atrapado en el reino de las hadas e iba a desarrollarse en un especial de 48 páginas. Sin embargo, como suele suceder con las mejores propuestas de la viñeta, pronto el protagonismo sería cedido a una pequeña niña de 6 años llamada Gert y tendríamos una miniserie de cinco números en la que disfrutar de sus andanzas tras ser transportada mágicamente a un país de algodón de azúcar, buenos deseos e interminables ¿arcoíroses? ¿se dice así?


Gert es una niña imaginativa que, como todos nosotros cuando contamos con la tierna edad de seis años, sueña con aventuras a lomos de unicornios, peleas con temibles piratas y genios atrapados en lámparas que concedan lo que nuestro corazón más ansía. Sin embargo, cuando inexplicablemente se vea arrastrada al País de las Hadas y obligada a buscar la misteriosa llave que le permitirá volver a casa, la pequeña se enfrentará al verdadero significado de vivir un cuento.

Tras veintisiete años de infructuosa búsqueda y atrapada en el cuerpo que tenía al aterrizar en este reino, Gert se ha convertido en un ser de destrucción masiva con una de las peores lenguas que se recuerdan en la historia del cómic. Lejos de encontrar la salida de este mundo de pesadillas azucaradas, nuestra protagonista ha decidido destrozar todo a su paso, razón por la que la otrora bondadosa Reina Nubela ha puesto precio a su cabeza a pesar de ser considerada intocable gracias a su papel como invitada del Reino de las Hadas.

Ayudado a los guiones por Jean-Francois Beaulieu, Young nos presenta una feroz deconstrucción de las reglas establecidas del cuento de hadas con una brutal dosis de sangre, desmembramientos e insultos. Una lectura magnífica para todos aquellos que han olvidado la magia de la viñeta, los que aún la añoran y los que creen en ella con todas sus fuerzas. O sea y resumiendo, para todos aquellos que buscan pasar un rato increíble con una obra divertidísima.


contactarEdición impresa