Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Diez años de Cretinismo Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Te odio'. 'Bien. El odio es mejor que el amor. Los amantes pueden traicionarte, pero los enemigos nunca te abandonan'. " Linda Danvers a Buzz / Supergirl #1
ID

Diez años de Cretinismo

El fanzine celebra su aniversario

Un artículo de Redacción - Introducido el 02/03/2009
Diez años de Cretinismo
Después de veinte números, el fanzine Cretino llega con una salud envidiable (al menos, a nivel editorial) a los diez años de existencia. Dos mil páginas de tebeo, que se dice pronto, con un humor gamberro que les llevó, hace cinco años, a obtener el premio al Mejor Fanzine en el Salón del Cómic de Barcelona. Y hoy todavía siguen en el punto de mira.

La normativa del Salón del Cómic señala que un fanzine ganador solo puede optar de nuevo al premio a Mejor Fanzine cinco años después de obtener el galardón. Cretino se presenta ahora todavía mejor que entonces, con dos lustros de vida incansable. Sus historietas, mezcla de cinismo, un costumbrismo más bien poco aconsejable y buen humor, sazonadas con una calada de Dios-sabe-qué, no pierden el espíritu por mucho tiempo que pase.

Ata, Malapersona, Bute, Fernando del Toro, Galais, Tamayo, Koko, Jose Tomás, JAB, Cesar, Javi Prieto o Popof son solo algunas de las firmas que pasean por las páginas de la última creación Cretina, el vigésimo volumen del fanzine. En esta ocasión, dedicado al PELIGRO, por él campan a sus anchas los personajes habituales de la casa: Gordo Grunge y Punki Cabrón, SuperYoni, Barrabás "el alternativo", los Vallekurros o Madam Maruja, entre tantos otros.

Hijo bastardo del boli Pilot, goma sin borrar y plumilla sobre papel, el estilo y la narrativa de cada página ondulan como una montaña rusa, en un ejercicio de compilación de lo imposible bajo una misma tapa. En resumen: lo mejor de lo peor en cien páginas por tres euros y medio. Y que duren muchos años más. Larga vida a todos los cretinos.

contactarEdición impresa