Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Fue muy duro subir 100 kilos de sociópata a la cima de las torres de Gotham… Sólo por el grito ya valió la pena." Batman / Dark Knight Returns #2
ID

Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes

Acosados por la muerte

Un artículo de Verónica García - Introducido el 09/05/2006
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes - 0
Guionista:
Dibujante:
Editorial: - 0 páginas - Precio:0

Con esta tercera entrega de Los muertos vivientes, Planeta deAgostini prosigue con la publicación de esta interesantísima serie sobre un mundo dominado por zombis donde los humanos se las ven y se las desean para seguir sobreviviendo día a día. El numeroso grupo comandado por el agente de policía Rick Grimes llega en este tomo (que recopila 6 números más de la serie regular americana) a una prisión que planean convertir en su hogar. Por desgracia los no-muertos acechan en cualquier rincón, y además en una situación tan extrema como la que se encuentran los protagonistas basta con un pequeño roce verbal o físico para que salga a la superficie lo peor de la naturaleza humana, no necesitando de enemigos sobrenaturales para perecer, máxime si alguno de los antiguos reclusos de la cárcel pasan a engrosar las filas de los supervivientes.

Robert Kirkman sigue narrando con pulso firme las andanzas de estos vagabundos forzosos, otorgando una importancia capital a las relaciones humanas que se van dando entre ellos y también con la gente que se van encontrando en su deambular. El guionista domina los mecanismos para crear tensión y ponernos los pelos de punta. Predomina el dramatismo (no en vano hay alguna muerte cada pocas páginas), pero también hay espacio para la esperanza y algún toque aislado de humor. Por su parte, el sombrío dibujo de Charlie Adlard contribuye a crear esa atmósfera malsana tan necesaria en este tipo de historias si realmente queremos tomárnoslas en serio. La verdad es que Los muertos vivientes da mucho miedo, y tampoco es imprescindible haber leído los tomos anteriores para disfrutar de esta serie.


contactarEdición impresa