Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Las espadas son el alma del samurai. Definen quién es. Sin ellas, no somos más que pedazos de madera" Usaji Yojimbo (Usaji Yojimbo)
ID

Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes

Acosados por la muerte

Un artículo de Verónica García - Introducido el 09/05/2006
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes
Los muertos vivientes: Seguridad tras los barrotes - 0
Guionista:
Dibujante:
Editorial: - 0 páginas - Precio:0

Con esta tercera entrega de Los muertos vivientes, Planeta deAgostini prosigue con la publicación de esta interesantísima serie sobre un mundo dominado por zombis donde los humanos se las ven y se las desean para seguir sobreviviendo día a día. El numeroso grupo comandado por el agente de policía Rick Grimes llega en este tomo (que recopila 6 números más de la serie regular americana) a una prisión que planean convertir en su hogar. Por desgracia los no-muertos acechan en cualquier rincón, y además en una situación tan extrema como la que se encuentran los protagonistas basta con un pequeño roce verbal o físico para que salga a la superficie lo peor de la naturaleza humana, no necesitando de enemigos sobrenaturales para perecer, máxime si alguno de los antiguos reclusos de la cárcel pasan a engrosar las filas de los supervivientes.

Robert Kirkman sigue narrando con pulso firme las andanzas de estos vagabundos forzosos, otorgando una importancia capital a las relaciones humanas que se van dando entre ellos y también con la gente que se van encontrando en su deambular. El guionista domina los mecanismos para crear tensión y ponernos los pelos de punta. Predomina el dramatismo (no en vano hay alguna muerte cada pocas páginas), pero también hay espacio para la esperanza y algún toque aislado de humor. Por su parte, el sombrío dibujo de Charlie Adlard contribuye a crear esa atmósfera malsana tan necesaria en este tipo de historias si realmente queremos tomárnoslas en serio. La verdad es que Los muertos vivientes da mucho miedo, y tampoco es imprescindible haber leído los tomos anteriores para disfrutar de esta serie.


contactarEdición impresa