Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
David Lloyd, dibujante de V de Vendetta Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Las espadas son el alma del samurai. Definen quién es. Sin ellas, no somos más que pedazos de madera" Usaji Yojimbo (Usaji Yojimbo)
ID

David Lloyd, dibujante de V de Vendetta

Saló del Còmic de Barcelona

Un artículo de Pedro Kat - Introducido el 26/07/2006
David Lloyd, dibujante de V de Vendetta
David Lloyd nació en 1950 en Reino Unido. Comenzó a dibujar cómics a finales de los 70, pero fue en 1982 cuando creó, junto con Alan Moore, su obra más conocida: V de Vendetta, recientemente adaptada al cine por los hermanos Wachowski. David Lloyd también ha trabajado en Hellblazer con Jamie Delano, en War Story con Garth Ennis y en Global Frequency con Warren Ellis, además de trabajar en solitario con su cómic Kickback.

Saló del Còmic de Barcelona. Llevamos una hora en la sala de prensa esperando al esquivo David Lloyd, dibujante de V de Vendetta, el invitado estrella de este Salò. Lleva todo el día de entrevista en entrevista, de una grabación de radio a otra. Al final encontramos un hueco en su apretada agenda y podemos hablar con él unos minutos. Le recibimos en una mesa ya preparada, con el intérprete a mano. Cuando le agradecemos su tiempo, sonríe. Esto es un descanso comparado con todo lo que ya ha tenido que pasar hoy.

Comenzamos con una pregunta básica. ¿De dónde parte tu estilo de dibujo?
Cuando era pequeño me gustaban varios autores, e intentaba imitar su trazo. Por una parte me encantaba Steve Ditko. Siempre intentaba dibujar los pliegues de la ropa como él hacía. Pero también me gustaba Jonh Burns, quien dibujaba Juez Dredd para la revista de ciencia ficción 2000AD, y que supuso una gran influencia para mí. Y, por supuesto, Jim Steranko, que utilizaba sombras en sus novelas gráficas para dibujar a las personas. Su línea y su estilo me serían muy útiles en V de Vendetta. Pero todos ellos y muchos más han influído en mi trabajo.


¿Y cómo influiste tú en V de Vendetta? Con Alan Moore al guión, ¿qué hay de David Lloyd en ella?
Muchísimas cosas. Para empezar, las decisiones sobre el diseño y el aspecto visual de V de Vendetta dependían completamente de mí. Yo decidía todo el aspecto que debía tener la historia. De todas maneras, cuando has de dibujar con un guión fijado debes adaptarte al estilo que sugiere su argumento. V de Vendetta narra una historia ambientada en una Inglaterra con un futuro muy oscuro, y el dibujo debía reflejar esa situación. En ese aspecto fue un buen trabajo.

¿Tienes la misma opinión de la adaptación cinematográfica? ¿Han sabido adaptar ese estilo en la pantalla?
Lo cierto es que estoy muy satisfecho con la película. No ha sido tan fiel al cómic como podría haberlo sido, pero creo que mantiene la esencia de la obra. Los hermanos Wachosky tenían su propia concepción del mundo de V de Vendetta y querían transmitir su propia imagen. Además, el trabajo original contenía muchos personajes, y era imposible encararlo todo dentro de un largometraje. Faltan cosas, sí. Pero la parte más importante, las ideas, el ambiente, las secuencias cruciales y el mensaje político, la lucha contra el conformismo de la gente, todo eso sí aparece en la película. Y por eso le doy mi apoyo.

Pero no llegaste a formar parte del equipo creativo de la película. ¿Te habría gustado tener un papel más activo en el rodaje?

No creo. Supongo que de haberlo conseguirlo habría querido tener un mayor control de todo, y quizá no hubiera sido buena idea. Hollywood tiene una forma de trabajar muy diferente a la del mundo al que pertenezco: por eso preferí no involucrarme. Es cierto que Frank Miller, en Sin City, sí que participó de manera muy activa, controlando todos los detalles. Era director. Pero yo nunca hubiera podido controlar el rodaje de esa manera. En todo caso, sabía que se iba a mantener el espíritu original de V de Vendetta. Todo el equipo contaba con ejemplares del cómic: actores, director, producción... Con eso me bastaba. Incluso propuse un par de cambios en el guión que consideraba importantes, y que fueron aceptados. De todas maneras, aunque hubiera querido influir más en la película, en mi contrato no constaba, así que... (risas).

Página 1 de 2
1 | 2 |

contactarEdición impresa