Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Gene Ha: 'Alan Moore habla como un fontanero británico que podría dar clases en la universidad' Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Tabby, Europa no es un país' 'Si no es un país, ¿por qué tiene una bandera, eh? ¿Por qué?'" Elsa Bloodstone y Tabitha Smith / Nextwave
ID

Gene Ha: 'Alan Moore habla como un fontanero británico que podría dar clases en la universidad'

El dibujante que trabajaba con genios

Un artículo de Pedro Kat - Introducido el 25/06/2010
Gene Ha: 'Alan Moore habla como un fontanero británico que podría dar clases en la universidad'
Un año más en el Salón del Cómic de Barcelona nos acerca la oportunidad de encontrarnos cara a cara con Gene Ha, dibujante estadounidense e hijo de inmigrantes coreanos que ha trabajado en un amplio repertorio de series como Top Ten, The Authority o The Adventures of Cyclops and Phoenix. También ha realizado cubiertas para Wizard Magazine y Marvel Comics. Nos acercamos a él con cautela. Ha trabajado junto a algunos de los nombres más importantes del cómic internacional. Tiene ese aura especial que habla antes que él. Es humilde, pero sus manos son de oro.

Ante todo, Gene, muchas gracias por tu tiempo
A vosotros. Estoy encantado de visitar España.

Tu primer contacto editorial fue con DC. Enviaste unas páginas de prueba y te contrataron. ¿Cómo se vive esa experiencia nada más comenzar tu carrera profesional?
Fueron momentos excitantes. En aquel momento la industria del cómic no era igual a la que vivimos hoy, y los nuevos artistas lo tenían más fácil para comenzar a publicar. Marvel editaba más de cien títulos mensuales, y las ventas acompañaban. Nada que ver con la situación del cómic hoy. Admiro sinceramente a los autores que comienzan a publicar ahora, porque lo tienen mucho más complicado.

Tu currículum no hizo más que crecer a grandes pasos, porque no tardarías en publicar TOP TEN con Alan Moore.
Fue una experiencia increíble. Para mí, Alan Moore era una leyenda. Había leído muchos de sus cómics durante mi adolescencia. Trabajar con él fue muy sencillo: es un hombre muy amable con el que puedes hablar tranquilamente por teléfono. Hablaba como un fontanero británico, pero que podría dar clases en la universidad sin problemas, porque explicaba todas sus ideas a la perfección. Incluso era capaz de entender las mías y convertirlas en algo realmente bueno. Mi teoría es que siempre puedes trabajar con Alan Moore, mientras no llegues y le ofrezcas un millón de dólares. Entonces, te empezará a gritar.

También trabajaste con Grant Morrison en The Autorithy, aunque sólo se llegaron a publicar dos números de vuestra colaboración. ¿Fue muy distinto a Alan Moore?
Sí, fue totalmente diferente. Para empezar, con Grant nunca hablé por teléfono: toda la comunicación fue a través del correo electrónico. Y sus e-mails eran siempre muy breves y crípticos. A veces tardaba semanas en contestar. Llegué a pensar que no existía en realidad una persona llamada Grant Morrison, sino que un equipo de guionistas firmaba con ese nombre, y cada vez contestaba uno distinto. A nivel de trabajo, eso sí, sus ideas eran fantásticas.

Fue muy frustrante cuando DC decidió retirar nuestro proyecto porque él no podía llegar a las fechas de entrega de sus otras colecciones. Tengo que decir que entiendo lo que hicieron, porque si yo hubiera sido editor en jefe de DC en aquella época, y hubiera tenido que decidir si abandonar Batman o The Autorithy, sólo había una elección clara (risas).

Has trabajado para DC, has hecho cubiertas para Marvel, ¿hay una gran diferencia entre ambas?
Tienen alguna pequeña diferencia, pero teniendo en cuenta que ambas son de Estados Unidos y han compartido editores, su cultura es muy parecida. En DC quizá hay otra forma de entender el sistema editorial, porque hay un gran número de editores que tienen cierta relevancia, y compiten “por el territorio”, como si se tratara de los feudos de la Italia del siglo XVIII. Los cómics de Batman son precisamente así, pequeños reinados que cada editor lleva como quiere. Espero que Dan Didio sea para Batman lo que Garibaldi fue para Italia, cuando la unificó.

Hablando de superhéroes, ¿cuál es tu favorito?
Me gustan muchos, pero realmente a quienes sigo es a sus escritores. Ahora mismo, mi héroe favorito es Jack Staff.

Volviendo a otros autores, también colaboraste con Warren Ellis. De hecho, diste cierre a su Global Frequency, una serie de doce capítulos en la que cada número era dibujado por un artista distinto. ¿Qué tal ser la guinda del pastel?
Fue un gran cumplido para mí, porque en esa serie habían trabajado otros autores muy dedicados a su trabajo. Ellis fue otro escritor con el que apenas tuve contacto, pero la historia era trepidante y divertida. Sólo hubo un detalle extraño en la escasez de las descripciones. A lo largo del cómic final de Global Frequency aparece un satélite, pero en el guión no se especificaba como era, de modo que lo dibujé como quise. Más adelante el satélite funcionaba como un lanzador de misiles y yo no lo había previsto, de modo que tuve que redibujarlo todo (risas).

Página 1 de 2
1 | 2 |

contactarEdición impresa