Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Lady Snowblood Comic Digital

critica

Tom Strong #2

Nueva ración de aventuras de nuestro héroe pulp favorito

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando uno apuesta en serio, algo tiene que ser destruido" Kenji Endo / 20th Century Boys
ID

Lady Snowblood

La hija del odio

Un artículo de Jesús Casañas López - Introducido el 22/12/2006
Lady Snowblood
Lady Snowblood Japón - 2006
Guionista:Kazuo Koike
Dibujante:Kazuo Kamimura
Editorial:Planeta DeAgostini - 502 páginas - bn Precio:19

“Fuera he dejado un asunto pendiente, una venganza que tengo que ejecutar aunque, para ello, tenga que nacer siete veces”. De esta forma, la madre de Yuki sentenciaba a su recién nacida hija poco antes de morir en la cárcel. Una hija nacida del infierno, concebida para vengar el alma materna, la cual había sido violada durante dos días por cuatro criminales mientras observaba cómo asesinaban a su marido y a su hijo de cinco años. Tan trágico argumento es el motor de arranque de 'Lady Snowblood', el cómic que, como alguien ya podría haber deducido, inspiró indirectamente a Tarantino para escribir Kill Bill. Burdeles, sindicatos del crimen, chorros de sangre y políticos corruptos alimentan el mundo de esta apasionante historia, ambientada en el Japón de la era Meiji, donde la destreza, la belleza y la clase de Yuki hacen quedar a los hombres como poco más que animales depravados. Honor, sexo y violencia, en definitiva, en torno a esta maestra del asesinato, capaz de hacer poética la muerte, como el rojo de la sangre derramado sobre la blanca nieve.

Planeta DeAgostini recupera esta imprescindible obra, con guión de Kazuo Koike (autor de 'El lobo solitario' y 'Asa el ejecutor') y dibujos de Kazuo Kamimura, en dos tomos de más de 500 páginas, editados en formato japonés (es decir, de los que se leen al revés). El cómic de 'Lady Snowblood' inspiró la película de mismo nombre, dirigida por Thosiya Fujita en 1973, que materializaba en imagen real la historia de Yuki, y que sirvió a su vez de inspiración a Tarantino, junto con otras cintas orientales del mismo género, para definir su particular femme fatale de la venganza.

contactarEdición impresa