Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Guardianes de la Galaxia #1 - #3 Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Cuando uno apuesta en serio, algo tiene que ser destruido" Kenji Endo / 20th Century Boys
ID

Guardianes de la Galaxia #1 - #3

Bendis se apunta al lado más cósmico Marvel

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 07/04/2014
Guardianes de la Galaxia #1 - #3
Guardianes de la Galaxia #1 - #3 USA - 2013
Guionista:Brian Michael Bendis
Dibujante:Steve McNiven
Editorial:Panini Cómics - 24-4 páginas - color Precio:Varios
PUNTUACION
3,5/5
Etiquetas: guardianes / / / Marvel / Superhéroes / CienciFicción /

Artículos relacionados

· ¡¡¡Ya tenemos trailer de Los Guardianes de la Galaxia!!!

· Primer póster oficial de Los Guardianes de la Galaxia

· Los Guardianes de la Galaxia al estilo Maguire

Lo recordéis o no, hubo un tiempo en el que Brian Michael Bendis era un escritor prácticamente desconocido con una predilección enfermiza por las parrafadas tipo Tarantino, las páginas en blanco y negro repletas de bocadillos y el género noir. De esa época podemos recuperar Jinx, Fire o esa simpática obra autobiográfica llamada Fortune and Glory.

Si hacéis algo de memoria, también os acordaréis de que fue un guionista reclutado por Image para series de temáticas variadas entre las que no destacaban ninguna de género superheroico: la negrísima Sam & Twitch, la demoníaca Hellspawn o el thriller protagonizado por Elliot Ness, Torso. La única serie con puntos en común con los seres superpoderosos era esa pequeña maravilla llamada Powers que narra las vicisitudes de un cuerpo de policía que debe lidiar con los destrozos y estragos ocasionados por estos superhéroes y villanos en su ciudad.

Bendis ya daba muestras de su predilección por las páginas repletas de diálogos en Torso, el relato de la búsqueda del Descuartizador de Cleveland


Y, sin duda, os acordaréis del momento en que Marvel lo reclutó para lanzar un experimento llamado Ultimate Marvel que pretendía presentar los personajes más clásicos de la Casa de las Ideas actualizados para las nuevas generaciones de lectores. Algunos vaticinaron que sería un fracaso absoluto, otros que supondría el final de la editorial y unos pocos comenzaron a prender sus antorchas y afilar sus horcas… El público escuchó atentamente todo esto y se lanzó en masa a las librerías para premiar la mejor versión de Peter Parker que habíamos leído en años.

La visión del guionista de Spider-Man -acompañado por Mark Bagley- en Ultimate Marvel supuso un increíble éxito de ventas para la editorial


Tras esto, vino Daredevil… Poco que añadir a una de las etapas más redondas del Hombre sin Miedo excepto la inclinación del autor hacia los personajes solitarios ya que, según él, no se veía preparado para escribir colecciones de grupo. Y entonces, llegaron Los Vengadores. Bendis se hace cargo de la franquicia, la convierte en una propiedad tan exitosa como los mismísimos mutantes, multiplica las colecciones y, de paso, mete a sus personajes preferidos en la alineación, que para algo escribe él.

La franquicia vengadora es otro de los éxitos abrumadores de Bendis


Toda esta clase de Primero de Bendis es una manera rápida de que os hagáis una idea de la importancia que tiene el guionista en la Marvel actual. Su papel como arquitecto de la Casa de las Ideas –junto a autores como Jonathan Hickman, Ed Brubaker o Matt Fraction- es vital para el presente editorial de Marvel. No olvidemos que la mayoría de esos autores que redefinieron la filosofía marveliana están comenzando a perseguir proyectos personales en editoriales que les ofrezcan mayor libertad creativa y eso debe estar poniendo muy nerviosas a las cabezas pensantes de la editorial de Spider-Man.

Cambio Vengadores por Mutantes y el Cosmos. Razón Aquí



Tras casi 10 años al frente de la franquicia vengadora, Bendis comenzaba a dar síntomas de cansancio. Además, el éxito de la película hacía necesario un relanzamiento –realizado de manera brillante por Hickman- aunque, por supuesto, eso no significaba que el guionista fuera a quedarse sin trabajo.

Los mutantes llevaban tiempo sin alcanzar los primeros puestos en las listas de ventas y habían dejado de ser esa imparable máquina de hacer dinero que eran antaño. Así que la respuesta era fácil: coger a esos personajes con probado potencial, captar a uno de los guionistas más solventes de la industria actual y el resto sería asistir tranquilamente a la escalada de vuelta de los mutantes a los más altos puestos de venta.

Gamora es la mejor en lo que hace, pero lo que hace no es muy agradable...


Sin embargo, había algo más que Bendis quería hacer en su etapa Marvel Now! Aquellos extraños luchadores cósmicos que habían sido presentados de nuevo al público por Dan Abnett y Andy Lanning en una exitosa etapa y que, de la noche a la mañana, habían pasado a primera división debido a su inclusión dentro de la Segunda Fase de películas marvelianas, atraían al guionista de extraña manera.

La formación de la nueva encarnación del grupo de antihéroes siderales había tenido lugar durante la saga Aniquilación y, desde ese momento y gracias al buen hacer en la rama cósmica del universo Marvel de Abnett y Lanning, se habían convertido en verdaderos fan favorites de los lectores marvelianos. Sin embargo, la disolución de los Guardianes a raíz de los hechos narrados en El Imperativo Thanos complicaba algo la jugada aunque, en estos tiempos, sabemos que no hay nada que la muerte pueda hacer contra el omnipotente poder de las buenas ventas.

La historia que Bendis nos presenta en estos primeros números tiene todos los ingredientes de la mejor soap opera espacial: impresionantes batallas siderales, personajes temerarios, problemas familiares, grandes dosis de humor y un indivisible equipo heroico formado por un poderoso gigante de madera y un irascible mapache modificado genéticamente con pistolas enormes… ¿Qué más se puede pedir? ¿Un héroe Marvel? Ok, ¿os vale Iron Man? Pues deseo concedido.

La serie contiene todos los ingredientes de la mejor soap opera espacial


En manos de Bendis, Peter Quill es un antihéroe descendiente de una de las más nobles familias del universo que pasa sus días en sucias tabernas siderales intentando deslumbrar a bellezas alienígenas. Sus pasos le han llevado a aliarse con una serie de proscritos con mucha historia a sus espaldas y varias recompensas por sus cabezas. La condición de outsiders de este grupo es una de las principales bazas con las que el guionista juega en sus primeros números, dejando claro que no estamos ante un grupo embarcado en la búsqueda del bien absoluto y la libertad de los oprimidos, por más que el destino los coloque en el centro de una sombría conspiración cósmica contra la Tierra urdida por las más sibilinas razas del cosmos y en la que el propio padre de Quill juega un papel predominante.

La versión socarrona que Bendis nos entrega de Mapache Cohete es, sin duda alguna, uno de los hallazgos del título


El espectacular y detallado arte de Steve McNiven nos adentra de manera hipnótica en los mundos plagados de extraños seres por los que pululan nuestros protagonistas, otorgando a la serie una espectacularidad y garra muy necesarios para que funcionen los bombásticos guiones de Bendis.

Como no podía ser de otra manera –y en paralelo al otro lanzamiento cósmico de este Marvel Now!, Nova-, la serie comienza con un flashback a los orígenes de Quill en un número con un sabor a ciencia ficción ochentera que es una declaración de intenciones directa y contundente: Bendis está aquí para pasárselo bien y que lo acompañemos en un viaje en el que la diversión, el espectáculo y el entretenimiento son los verdaderos protagonistas. Bueno, eso y el dúo formado por Groot y Mapache Cohete.


contactarEdición impresa