Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Este del Oeste #1 Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Dios no existe. Lo maté" Cliff Steele / Doom Patrol #21
ID

Este del Oeste #1

La Revolución Image continúa de mano de Jonathan Hickman

Un artículo de Bruno Lorenzo - Introducido el 19/06/2014
Este del Oeste #1
Este del Oeste #1 USA - 2014
Guionista:Jonathan Hickman
Dibujante:Nick Dragotta, Frank Martin
Editorial:Norma Editorial - 152 páginas - color Precio:17,00€
PUNTUACION
4/5
Etiquetas: manhattan / / / Drama / CienciFicción / Drama /

Artículos relacionados

· Los Vengadores v4 #29 - #31

· Los Nuevos Vengadores v2 #28 - #30

· Los Proyectos Manhattan # 1

Hablar de Image es hablar de la, probablemente, editorial maistream norteamericana más atrevida, original e inteligente en sus movimientos de los últimos años. El ejemplo más claro de esta realidad es que prácticamente todas las estrellas del panorama comiquero están presentes de una manera u otra en ella, encontrando en la antigua casa de Jim Lee y compañía el último reducto de la libertad y el auto-control creativo dentro de las grandes productoras de cómic al otro lado del Atlántico. Image ha logrado gracias al boca a boca alcanzar la aclamación casi unánime de los críticos y encontrar cada vez más adeptos entre el público de todo el mundo.

La culpa de ello la tienen los Brian K. Vaughan (Saga), Robert Kirkman (The Walking Dead, Invencible), Matt Fraction (Sex Criminals), Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos (Pretty Deadly), Ed Brubaker y Sean Phillips (Fatale), Brandom Graham (Prophet) y... bueno, podríamos seguir así hasta prácticamente recorrer todos los autores y títulos que salen cada mes en los que, como se puede comprobar, incluso los arquitectos de Marvel y DC ofrecen sus versiones más artísticas y de amor por este medio. Uno de esos profesionales es, por supuesto, el que nos ocupa hoy, un Jonathan Hickman más que conocido por todos los lectores habituales de la Casa de las Ideas, especialmente en estos últimos meses en los que se ha encargado de comandar el universo Vengador, y que ya estaba demostrando en Image gracias a Los Proyectos Manhattan y Pax Romana que guarda para sí un genio mucho mayor que el que vemos en su versión Marvel.

Unos Jinetes del Apocalipsis muy diferentes a los que estamos acostumbrados regresarán a la Tierra por motivos que aún desconocemos


Este del Oeste es la tercera gran aportación de Hickman para Image, nacida de una de esas Expo que Image con tan buen ojo ha organizado en los últimos años, en la que los autores citados (y más) se reunen para compartir ideas y publicitar sus trabajos. "Ciencia ficción pura, ciencia ficción que aúne lo mejor de occidente y oriente", eso pareció decirle Hickman a Nick Dragotta cuando le propuso la idea tras trabajar juntos durante algunos meses en FF, el título en el que el escritor norteamericano expuso su revolución para la Primera Familia Marvel en una etapa muy dilatada en el tiempo pero que es sin duda una de las más completas en los últimos años. Nacía de ese modo una serie regular un mundo un tanto más apocalíptico y caótico que el nuestro, con un pasado turbulento, en la que precisamente esa palabra, "apocalipsis", juega un papel fundamental, de la mano de sus más que archiconocidos Jinetes, presentados aquí con un aspecto muy diferente al que estamos acostumbrados los lectores, aunque con el diabólico carácter que siempre les ha caracterizado. Los Jinetes del Apocalipsis regresan a la Tierra, exactamente a unos Estados Unidos divididos en siete territorios, por razones que desconocemos. Bajo esta premisa nace y se desarrolla una conspiración tan grande como el vasto territorio Norteamericano en el que se encuadra, que va cobrando importancia según avanzan las viñetas. Todos los personajes parecen tener algo que decir al respecto, pero es sin duda nuestro protagonista, un Muerte trasunto del Clint Eatswood "versión Sergio Leone" con tintes pseudo-futuristas, el que más interés tiene en destaparla. Y más que tendrá según vaya descubriendo los secretos que le aguardan especialmente en las últimas páginas del tomo.

Hickman ha situado a la mismísima Muerte -al estilo Clint Eastwood crepuscular- como protagonista de su nueva propuesta


Hickman presenta de esta forma una historia que, en cuanto a estilo y estructura, recuerda inevitablemente a otros cómics del guionista como su citada etapa en Los 4 Fantásticos, Guerreros Secretos o S.H.I.E.L.D., pero mucho más centrada que todas ellas en las luchas de poder políticas y militares, entre unas famiias y países algo peculiares. El autor expone desde la primera página, como ya podréis intuir, una serie de conceptos, circunstancias y personajes que atrapan por su carisma y atractivo diseño, pero con los que es difícil conectar por momentos debido a la cantidad de información que aporta el escritor sobre todos ellos en apenas unas páginas. Construye todo un universo de ficción en menos de 200 páginas, algo que puede llegar a abrumar a muchos lectores pero que es totalmente admirable. Un arma de doble filo que se puede paliar simplemente invitando a una segunda lectura, para recapacitar y asentar todo lo que propone Hickman y entrar, por decirlo de alguna forma, en el juego que plantea. Un juego, un tablero de juego, en el que las piezas se mueven además a gran velocidad en este primer volumen.

Los Estados Unidos futuros han quedado divididos en siete territorios dominados por diferentes clanes y culturas


Por su parte Dragotta da un salto de calidad importante en estas páginas. El artista ya dejaba entrever su inmensa versatilidad en anteriores trabajos, pero es aquí donde se le ve más asentado, mucho más seguro en su trazo, con páginas con estructuras narrativas sencillas pero con gran profundidad y detallismo. Dragotta refleja perfectamente esa sensación de western apocalíptico que transmite Hickman con su historia. Es capaz de combinar acertadamente elementos futuristas y clásicos, creando una serie de imágenes que establecen y reafirman los límites de esta ficción. Además, realiza un esfuerzo muy importante al diferenciar las varias culturas y pueblos que protagonizan el cómic. El color de Frank Martin, el colorista de Pecado Original (el evento Marvel del año) es también soberbio y juega un papel importante. Aporta unos juegos de sombras espectaculares en las escenas de diálogos, haciendo hincapié además en destacar con su variada paleta la vestimenta de cada caracter. También ayuda a la narrativa a la hora de diferenciar los flashbacks del momento presente.

Como punto negativo dentro de esta ola de positividad y expectación que levanta Este del Oeste, tenemos que dar un pequeño tirón de orejas a Norma Editorial por la edición que ha realizado de este cómic. El formato y diseño es el mismo que el utilizado por Image para recopilar la colección, si bien el precio se ha encarecido en esta versión española, hasta el punto de que casi llega a duplicar el del original, que se puede encontrar de manera sencilla en algunas de las más conocidas tiendas online de la red. Un punto negro que seguramente eche para atrás a muchos posibles compradores, a pesar de la calidad de una serie que está llamada a convertirse en uno de los símbolos de esta nueva Image y que desde aquí os recomendamos leer y disfrutar. Sin duda, un nuevo soplo de aire fresco dentro de la ciencia ficción moderna. ¡Larga vida a la Nueva Generación Image!


contactarEdición impresa