Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Locke And Key #6: Alfa y Omega Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Quieres conocer el secreto del mundo? Es éste: Sálvelo, y se le recompensará cada segundo de cada día." Agente Brass / Planetary #5
ID

Locke And Key #6: Alfa y Omega

La imprescindible serie llega a su anunciado final

Un artículo de Mario de Olivera - Introducido el 12/10/2014
Locke And Key #6: Alfa y Omega
Locke And Key #6: Alfa y Omega USA - 2014
Guionista:Joe Hill
Dibujante:Gabriel Rodríguez
Editorial:Panini Cómics - 200 páginas - color Precio:19,95€
PUNTUACION
5/5
AVISO: Éste artículo contiene posibles spoilers. En él se revelan aspectos argumentales que el lector podría preferir descubir por sí mismo.

Artículos relacionados

· Locke & Key #5: Mecanismos de Relojería

· Locke and Key: La serie que pudo ser

Un minuto de silencio. Se nos va una serie de las grandes, de esas que te atrapa desde el primer número y no te suelta hasta que llega el último, de las que empiezan por todo lo alto y terminan siendo aún mejor llegando el final. Locke And Key olía al típico producto firmado por una celebridad (en este caso, Joe Hill es el hijo del afamado escritor Stephen King) que no pasaría de entretenimiento sacacuartos. Finalizada la aventura podemos decir a boca llena lo equivocados que estábamos, ya que la odisea de las llaves que Hill y Gabriel Rodríguez se sacan de la manga es para quitarse el sombrero.

Hill y Rodríguez desentrañarán en este volumen todos los misterios de las arcanas llaves y la siniestra mansión


Lejos queda ya aquel primer volumen en el que se nos presentaban a una serie de personajes que rápidamente se verían envueltos en una trama llena de magia, tintes sobrenaturales y llaves, un montón de llaves que otorgaban extraordinarios poderes a su portador. Una casa sombría y fantasmal llena de secretos que en más de una ocasión (y dos, y tres...) ha puesto en peligro a sus moradores.

El tono fantástico y oscuro de los guiones de Hill contrasta con la alegría de los jóvenes hermanos protagonistas (Bode, Tyler y Kinsey) que junto a otros compañeros de instituto conforman el elenco principal de la historia. La forma en que el escritor define a cada uno de los personajes es simplemente magistral, diferenciándolos a todos, aportando rasgos distintivos que los hará únicos en el desarrollo de la historia.

Caos, muerte, destrucción y muchos giros inesperados siguen siendo señas de identidad de esta imprescindible colección


Conviene un repaso al anterior volumen de la serie, Mecanismos de Relojería, donde la narración se adentraba en el pasado de la mansión y en el de los portadores de las llaves, una forma de refrescar la memoria e ir preparándose para lo que se nos viene encima. Alfa y Omega es un broche perfecto para una serie sobresaliente, con todas las piezas desplegadas en el tablero, la jugada final se acerca y, por supuesto, nada volverá a ser como siempre. Habrá caos, muerte, destrucción y muchos giros inesperados.

¿Quién no querría poner las manos sobre alguna de las llaves descritas por Joe Hill? Sí, incluso con los peligros y amenazas que esconden...


SPOILER ALERT ONEl baile de graduación del Instituto sirve como telón de fondo para la batalla final. Dodge sigue utilizando al pequeño Bode como huésped, logrando pasar desapercibido ante todos y hacerse con el control de la ansiada llave Omega. Es a partir de este momento cuando se desata el infierno, haciéndose con el control de las sombras y teniendo como única meta abrir La Puerta Negra. Todos y cada uno de los elementos que han ido apareciendo desde la primera entrega tendrán su importancia en el desenlace de la historia, final del que tan solo diremos que no dejará indiferente a nadie.SPOILER ALERT OFF.

Hill ha tenido la suerte de contar con Gabriel Rodríguez como ilustrador de Locke And Key, uno de esos dibujantes de trazo claro y que no suelta el lápiz hasta que no ha llenado de detalles toda la viñeta. El chileno ha demostrado una evolución sencillamente increíble, depurando su estilo, volviéndose cada vez más meticuloso en el acabado y convirtiéndose en uno de los artistas más importantes del momento, tanto que es el encargado de dibujar las nuevas aventuras del clásico de Winsor McCay, Little Nemo in Slumberland. Punto y final para uno de los viajes ilustrados más apasionantes que se recuerdan, esperemos que la pareja de autores vuelvan a coincidir en algún proyecto futuro ya que estos dos son de los que dejan huella.


contactarEdición impresa