Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Grandes Autores de Batman: Doug Moench y Kelley Jones - Génesis Oscura Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"Dios mío, me acabo de dar cuenta. Mi hermano pequeño es Paris Hilton" Susan Richards / 4 Fantásticos vol.4 #11
ID

Grandes Autores de Batman: Doug Moench y Kelley Jones - Génesis Oscura

La siniestra etapa del dúo creativo llega a su fin

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez - Introducido el 01/02/2016
Grandes Autores de Batman: Doug Moench y Kelley Jones - Génesis Oscura
Grandes Autores de Batman: Doug Moench y Kelley Jones - Génesis Oscura USA - 2015
Guionista:Doug Moench
Dibujante:J.H. Williams III, Kelley Jones
Editorial:ECC Ediciones - 232 páginas - color Precio:22,50€
PUNTUACION
3/5

Artículos relacionados

· Grandes Autores de Batman: Doug Moench y Kelley Jones - Fundido en Negro

· Grandes Autores de Batman – Paul Dini y Bruce Timm: Amor Loco y Otras Historias

· Grandes Autores de Batman: Jeph Loeb y Jim Lee - Silencio

Los años 90 supusieron una convulsa etapa para el mundo del cómic. Los personajes más famosos del medio sucumbieron a impresionantes dolencias temporales como el gigantismo muscular, el involuntario e implacable bruxismo o la severa e inhumana necesidad de llenar de bolsillos y correas sus indumentarias. Sin embargo, no todo estaba perdido pues, aunque el estilo Image primigenio campaba a sus anchas, había artistas que nos entregarían lecturas que estaban preparadas para sobrevivir al escrutinio del tiempo.


Es curioso que, tras ese primer párrafo, vayamos a hablar de un artista como Kelley Jones, un dibujante al que podríamos usar sin dificultades como ejemplo en ese movimiento con personajes principales de músculos encima de otros voluminosos músculos y con unas mandíbulas tan apretadas que se necesitarían varios dentistas y gatos hidráulicos para poder separarlas. Sin embargo, las inquietudes creativas de Jones siempre lo situaron más cerca de la cantera de la línea Vértigo y el cómic adulto que de los hinchados intereses de la imaginería heroica de la época. Por este motivo, y a pesar de su predilección por la caricaturización de sus creaciones, la elección del artista se tornaba en algo natural en el siniestro universo del Señor de la Noche.


La unión de las infatigablemente cambiantes ilustraciones de Jones con la sarcástica visión de la fauna villanesca de Gotham lanzada por Doug Moench convierte esta etapa del título en todo un desfile de escenas inolvidables y apariciones especiales que ponen de relieve la innata locura del mundo en el que Bruce Wayne ha decidido ejercer su justicia. Números como Génesis Oscura –que, además de dar nombre al volumen, sirve de conexión con uno de esos adorados macroeventos editoriales que tanto adoran las majors- nos adentran en una ciudad tan insalvablemente condenada que nos lleva a plantearnos si no será el defensor de Gotham el que esté verdaderamente loco al haber decidido enfrentarse incansablemente a un funesto destino prefijado desde hace años.

En manos de Moench, Batman sigue desvelándose como un hombre lleno de miedos, complejos y capas, incapaz de establecer lazos emocionales naturales con otros seres humanos y definido por las amenazas que enfrenta cada noche tras a esa máscara heroica que sirve, al mismo tiempo, de escudo ante la posibilidad de tener que mostrar sus inquietudes y anhelos a otros. El guionista se sirve en estos números del personaje de Vesper Fairchild para demostrarnos la absoluta incapacidad de Wayne de llevar adelante una relación amorosa natural, con escenas que rozan el patetismo emocional como ese primer y bizarro beso entre nuestro protagonista y su interés romántico.


Moench se mueve como pez en el agua en este universo de potenciado espíritu gótico, recargados villanos de teatrales maneras y trágicos héroes de sombríos destinos, donde los planteamientos del escritor se desvelan como un acierto gracias a su predilección por los más estrafalarios personajes de la casa –aspecto que alcanza su punto culminante cuando entra en escena el impagable Ragman y su traje confeccionado con las telas/almas de los villanos que ajusticia- y a su incansable introducción de un grotesco y tétrico sentido del humor.


Las apariciones de fan favorites como el Joker, el Pingüino, Demon y, sobre todo, Clayface –que protagoniza la mejor historia del volumen con un número especial que realiza un fabuloso recorrido por la trayectoria e identidades del metamórfico villano al tiempo que presenta a la investigadora Cameron Chase- sirven de fantástica coda a una muy recomendable y extrañas etapas de Batman.


contactarEdición impresa