Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Saga #108 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #8: Inerte Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Tú te crees toda esa mierda que estás vomitando?" Ojo de Halcón a Norman Osborn / Vengadores Oscuros #8
ID

Marvel Saga #108 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #8: Inerte

Cuando una gran serie se pone a disposición de un gran autor...

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 07/02/2021
Marvel Saga #108 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #8: Inerte
Marvel Saga #108 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #8: Inerte USA - 2021
Guionista:Jonathan Hickman
Dibujante:Giuseppe Camuncoli, Ron Garney, Nick Dragotta, Mike Choi, Gabriel Hernández Walta
Editorial:Panini Cómics - 192 páginas - color Precio:19,00€
PUNTUACION
4/5

Artículos relacionados

· Marvel Saga #92 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #2: Resuélvelo Todo

· Marvel Saga #95 – El Asombroso Spiderman #42 – Spiderman Superior: El Mal Necesario

· Marvel Saga #99 - Los 4 Fantásticos de Jonathan Hickman #4: La Guerra de las Cinco Ciudades

Tan sólo un tomo nos separa del final de una de las etapas más recordadas en la historia de Los 4 Fantásticos. Mucho ha conseguido Jonathan Hickman en estos primeros siete volúmenes. La capacidad de asombro del lector ha ido incrementándose en cada entrega, recuperando personajes de la rica historia del cuarteto, jugando a la polémica con la aparente muerte de uno de los titulares de la colección, para devolverle meses después de una forma sencillamente magistral, ampliando el plantel de secundarios de la serie hasta conseguir dos títulos mensuales en los que contar sus historias. Ahora que el final está tan cerca y que, como viene siendo habitual en el guionista, las piezas van a comenzar a encajar ante nuestros atónitos ojos, es el momento de tomarse un descanso, en el mejor sentido de la palabra. Aunque muchos fans criticaron en su momento el ritmo de los números aquí contenidos, alegando que se ralentizaba en exceso la conclusión de la gran saga iniciada años atrás para vender más números, lo cierto es que se trata de un conjunto de historias que, aunque es cierto que no avanzan demasiado en la trama global de las dos colecciones, sí son todo un acierto a la hora de entretenernos. ¿Debemos culpar al guionista por dejarse llevar y disfrutar un poco más de lo que con tanto trabajo ha creado, antes de que se despida de los personajes?


En opinión de quien esto escribe, se trata de buenos ejemplos de la rica narrativa de Hickman, disfrutables sin complejos por cualquier lector al que le guste la acción y, en el caso del número en que La Antorcha Humana comparte protagonismo con Spiderman, el humor. Y es que aunque este sea un género en el que no se prodigue el autor, los números dibujados por Nick Dragotta, algo menos intensos que la media, funcionan fantásticamente y dejan con ganas de haber disfrutado de un spinoff protagonizado por los dos héroes, convertidos aquí en algo más que compañeros de piso que comparten profesión. Un genial divertimento que funciona a varios niveles.


También muy destacable dentro del tomo, y quizás lo más cercano a las anteriores historias que hemos leído, son las aventuras de Reed Richards y su padre, que tienen todos los elementos clásicos de la serie, con viajes en el tiempo, aventuras galácticas, y alguna que otra inesperada aparición. Aquí es Ron Garney el encargarlo de darle la épica necesaria a sus páginas, cosa que consigue sin esfuerzo, y deja patente el increíble cambio de estilo que ha dado el dibujante en los últimos años, mejorando cada vez más y estando ya a años luz de sus trabajos en la época de Heroes Return. Del mismo modo funciona el número autoconclusivo que explora una realidad en la que los Nazis han ganado la II Guerra Mundial que, si bien conecta de forma muy leve con las tramas centrales, no necesita de mucho más para funcionar, ayudado por el arte de Mike Choi, o los números que nos llevan a Wakanda, ilustrados por Giuseppe Camuncoli y el genial Gabriel Hernández Walta, que funcionan asimismo como despedida de Pantera Negra y el resto de personajes de su entorno. Un gran tomo que nos hace preguntarnos que tendrá guardado el autor para la traca final.


contactarEdición impresa