Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
La Atalaya del Vigía - Solomon Kane: Viñetas de un puritano Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Te odio'. 'Bien. El odio es mejor que el amor. Los amantes pueden traicionarte, pero los enemigos nunca te abandonan'. " Linda Danvers a Buzz / Supergirl #1
ID

La Atalaya del Vigía - Solomon Kane: Viñetas de un puritano

Panini y SD recuperan este clásico de la viñeta en un tomo de lujo

Un artículo de Rodrigo Arizaga Iturralde - Introducido el 12/02/2021
La Atalaya del Vigía - Solomon Kane: Viñetas de un puritano

Artículos relacionados

· Marvel Omnibus - Conan el Bárbaro: La Etapa Marvel Original #1

· Conan de Brian Wood Integral

· La Espada Salvaje de Conan #2: La Maldición del No Muerto y Otros Relatos

Como parte de su recuperación de material clásico de culto la línea Marvel Ómnibus apadrinada por Panini Cómics y SD Distribuciones acaba de poner a la venta un voluminoso tomo en edición limitada recopilando los cómics editados por Marvel sobre Solomon Kane, personaje salido de la imaginación del escritor Robert E. Howard, creador de Conan. Y si bien en cuestión de popularidad Kane ha sido eclipsado por el famoso bárbaro tanto en la literatura como en otros medios, ello no ha impedido que el personaje que nos ocupa haya sido capaz de obtener un estatus de culto gracias a una larga trayectoria multimedia que esconde varias obras notables.

Aparecido por primera vez en Sombras Rojas, relato publicado en 1928 en las páginas de la revista Weird Tales, Solomon Kane era descrito por Howard como un mortal espadachín de la Inglaterra del siglo XVI ataviado con una vestimenta de puritano –aunque curiosamente el personaje apenas hace gala de un carácter religioso y de hecho en varias de sus historias utiliza elementos paganos- que vaga sin rumbo aparente luchando contra el mal en todas sus formas. Sus historias, que ocasionalmente incluyen elementos de carácter sobrenatural, le llevan por tierras de Europa y África haciendo frente a piratas, bandidos, hechiceros, criaturas monstruosas y civilizaciones perdidas que encuadran sus historias en el género de espada y brujería. Y aunque Howard dejaba caer ocasionalmente pistas sobre su pasado –su estancia en la marina británica a las órdenes de Sir Francis Drake, su compromiso fracasado con una mujer llamada Bess-, el personaje estaba rodeado por un aura de misterio, dejando ocasionalmente entrever bajo su carácter noble y comprometido a un lado oscuro y salvaje que aumentaba el interés por el mismo.


Howard escribió un total de trece relatos (cuatro de ellos inacabados y completados a posteriori por otros autores) y tres poemas dedicados al personaje entre 1928 y 1932, momento en que el personaje de Conan hizo su aparición para copar la producción del escritor hasta su fallecimiento en 1936. En 1973 una Marvel que buscaba prolongar el filón del cómic de espada y brujería abierto por Roy Thomas con la serie de Conan el Bárbaro comenzó a interesarse por otros personajes del escritor, siendo Kane uno de los elegidos para dar el salto a las viñetas. El propio Thomas se encargaría de ello adaptando el relato Luna de Calaveras en las páginas del primer número de antología Monster Unleashed.


Esa primera historia seria seguida de un crossover con Drácula (sic) en la antología Dracula Lives #3 así como la adaptación de nuevos relatos a modo de complemento en cabeceras como Kull and the Barbarians, Marvel Premiere y La Espada Salvaje de Conan, contando Thomas con la colaboración de dibujantes del calibre de Neal Adams, Al Williamson y un primerizo Howard Chaykin además de la participación ocasional de guionistas como Doug Moench o Jo Duffy. Sin embargo no fue hasta 1985 cuando Kane obtuvo su propia cabecera con The Sword of Solomon Kane, serie limitada de seis números escrita por el veterano editor Ralph Macchio (sin relación con el actor homónimo) y la participación de dibujantes como Brett Blevins, John Bogdanove y Mike Mignola en uno de sus primeros trabajos como profesional. La miniserie, que alternaba la adaptación de los relatos de Howard (Las Espadas de la Hermandad, Las Colinas de los Muertos, Alas en la Noche y Sombras Rojas, este último previamente adaptado por Thomas y Chaykin) con dos historias de nueva creación, gozó de unas ventas discretas que no invitaron a darle continuidad, si bien el personaje continuó apareciendo de forma intermitente en historias cortas publicadas en las páginas de La Espada Salvaje… hasta su cancelación a mediados de los años 90. De su aparición en esta cabecera destacan los números 219 y 220 USA con una historia donde el espadachín puritano se encontraba por fin, vía magia, con su bárbaro hermano literario.


Tras la cancelación de las series de Conan por parte de Marvel, los derechos de Solomon Kane fueron licenciados en 2008 por Dark Horse. La editorial canadiense publicaría tres miniseries del personaje, firmadas por Scott Allie y Mario Guevara las dos primeras y Bruce Jones y Rahsan Ekedal la tercera, que adaptaban y expandían sendos relatos de Howard. Un revival en viñetas que coincidió con la producción de una adaptación cinematográfica escrita y dirigida por M. J. Bassett y protagonizada por un ajustado James Purefoy estrenada en 2010. El film se saldó con un fracaso en taquilla que abortó los planes previstos para una futura trilogía pero con el paso del tiempo ha acabado convertido en un título de culto, haciendo asimismo una aportación fundamental al canon del personaje al establecer finalmente la violenta y oscura historia sobre el origen del protagonista.


Tras dicha etapa el personaje volvió a limbo hasta que recientemente Marvel ha vuelto a recuperarlo como uno de los protagonistas de La Guerra de la Serpiente, miniserie firmada por Jim Zub y Vanesa del Rey que narra una aventura a través del tiempo donde la búsqueda de una reliquia perteneciente al dios Set implica a guerreros de diversas eras. Algo que permite a Kane cruzar su espada con otros personajes creados por Howard como el ya mentado Conan, Ágnes la Negra (una de los referentes del personaje de Red Sonja) y James Allison (protagonista del relato El Valle del Gusano) así como con el marveliano Caballero Luna. Dicha miniserie estaba acompañada a modo de complemento por un relato en prosa protagonizado por Kane firmado por el novelista C.L. Werner, constituyendo la primera historia original sobre el personaje en años.

Mientras los seguidores del personaje cruzamos los dedos con vistas a futuras apariciones o incluso una serie regular, sirva la actual recopilación de todo su material clásico para recordar a uno de los personajes más fascinantes, enigmáticos e influyentes (aunque paradójicamente menos conocidos) de cuantos ha dado el género de espada y brujería.


contactarEdición impresa