Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Marvel Now! Deluxe #18 - Jóvenes Vengadores de Gillen y Mckelvie Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"'Ahora es mucho mas que eso. Siempre lo fue. Y le he mostrado que un hombre sin esperanza… es un hombre sin miedo'" Kingpin / Daredevil #229
ID

Marvel Now! Deluxe #18 - Jóvenes Vengadores de Gillen y Mckelvie

Vengadores para una nueva generación

Un artículo de José María Pérez Cuajares - Introducido el 23/09/2019
Marvel Now! Deluxe #18 - Jóvenes Vengadores de Gillen y Mckelvie
Marvel Now! Deluxe #18 - Jóvenes Vengadores de Gillen y Mckelvie USA - 2019
Guionista:Kieron Gillen
Dibujante:Jamie McKelvie
Editorial:Panini Cómics - 360 páginas - color Precio:35,00€
PUNTUACION
4,5/5

Artículos relacionados

· Marvel Now! Deluxe - Thor de Jason Aaron #1: El Carnicero de Dioses

· Marvel Now! Deluxe #6 - Capitán América de Rick Remender #1: Náufrago en la Dimensión Z

· Marvel Now! Deluxe: Los Vengadores de Jonathan Hickman #1: Todo Muere

Creados por Allan Heinberg en el año 2005, la “primera temporada” de Jóvenes Vengadores supuso un soplo de aire fresco para una franquicia que, a diferencia de los mutantes, necesitaba introducir personajes jóvenes en su alineación, con los que los lectores más jóvenes pudieran fácilmente identificarse. Era la época de Vengadores Desunidos y la llegada de este joven equipo de héroes, muchos de ellos desconocidos para los lectores, ocurrió en el momento perfecto. Una corta primera tanda de números, seguida de la participación del grupo en La Cruzada de los Niños, una interesante saga que los reunía con otros personajes del universo Marvel nos dejaba con ganas de conocer nuevas aventuras del grupo, vacío que llenaba Kieron Gillen, unido como en otros proyectos a Jamie McKelvie, con la propuesta que ahora nos llega en un volumen único que reúne los quince números de los que ha constado esta segunda etapa de la colección.


Lo primero que cabe analizar es la alineación de este nuevo equipo de jóvenes vengadores. A viejos conocidos como Hulkling, Wiccan o Kate Bishop, se unen ahora personajes tan interesantes como Noh-Varr, America Chávez o Loki, una de las mejores aportaciones de los últimos tiempos. Para los que crean que Loki no encaje bien en este grupo de héroes adolescentes, recordarles que se trata de la versión procedente de la serie Journey into Mystery, obra también de Gillen, y que conserva toda la mala leche del personaje en esta nueva encarnación juvenil. Otro gran acierto es la forma en que el guionista retrata la relación entre Wiccan y Hulkling, y es que no parece fácil contar una historia de amor homosexual entre dos superhéroes, y sobre todo si lo haces con personajes juveniles, aunque Gillen parece haber conseguido la fórmula para hacerlo con respeto y cercanía, cautivando a toda una nueva generación de lectores.


La trama central que sostiene estas quince entregas pasa también por la relación entre Wiccan y Hulkling, ya que el primero tratará de utilizar sus poderes de alteración de la realidad para traer de vuelta a la fallecida madre de Hulkling, y en su lugar va a traer hasta nuestra realidad a Madre, un parásito alienígena que va a necesitar de todo el equipo para poder detenerla. Si a esto le unimos que Loki no trama nada bueno, como cabría esperar de un verdadero maestro del engaño, y que los poderes de Madre incluyen traer a algunos fallecidos de vuelta, los guiones urdidos por Gillen para esta segunda temporada aseguran emociones fuertes y algún que otro inesperado giro en su parte final que provoca que, aprovechando el formato integral en el que ahora se publica la serie, el lector no pueda soltar el tomo hasta que se lo haya terminado.


Mención aparte merece Jamie McKelvie, sin cuyo arte no entenderíamos el producto final que ahora nos llega, repleto de páginas dobles exquisitamente diseñadas, que permiten hacer constantes juegos “meta” con los lectores, con personajes que quieren abandonar las viñetas en las que se encuentran atrapados, o que juegan con los límites físicos del cómic para hacer mil y un juegos referenciales durante las entregas de la serie. Como bien lo define David Hernández en la introducción del tomo, McKelvie consigue un “uso notable de la narrativa referencial” que te atrapa desde el principio, y es que la aparente simplicidad en los trazos del artista es tan solo una forma de rendir culto al pop que le ha inspirado desde sus primeros trabajos. Una serie redonda, imaginativa y divertida, que debe ocupar un lugar privilegiado en la biblioteca de cualquier fan de los vengadores y su universo.


contactarEdición impresa