Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Más Allá de la Viñeta Comic Digital
REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Se podría decir que la historia tiene una arquitectura, señor Hinton? / La sola idea resulta a la vez gloriosa y tremenda" From Hell
ID

Más Allá de la Viñeta

Política, superhéroes y american way of life

Un artículo de Elisa G. McCausland - Introducido el 27/04/2009

Defensores de la paz, la justicia y el modo de vida americano. Inspiración de infantes, dolor de bolsillo de adultos en conflictos y recurso propagandístico para políticos en crisis. Nacidos a la vera de la II Guerra Mundial, los superhéroes se han convertido en la coartada posmoderna de los panteones mitológicos clásicos, sólo que adaptados a los tiempos del consumo de masas.

Como productos de su tiempo, los cómics de superhéroes hablan del presente en el que son concebidos; pero, como historias mitológicas, arrastran los principios esenciales sobre los que se erige aquello que representan. Para esta misión es muy importante la forma y el color. Porque no es casualidad que el uniforme del Capitán América tenga los mismos colores que la bandera de los Estados Unidos, al igual que tampoco es coincidencia el hecho de que el animal que adorna el escote de Wonder Woman sea un águila imperial. Evidencian esta relación entre símbolo y mensaje los primeros pasos dados por estos personajes en el mundo del cómic, estrechamente ligados a la propaganda política, sobre todo durante la II Guerra Mundial. Tal y como homenajea Darwin Cooke en The New Frontier, las primeras aventuras de Superman, Batman y Wonder Woman desprendían un nada disimulado espíritu patriótico; por no hablar del Capitán América, cuya primera portada habla por sí sola.


El espíritu de la frontera

Al otro lado del Atlántico pedían a gritos que se neutralizara la sombra autoritaria que envolvía Europa. Estados Unidos abanderaba la libertad y, tanto Franklin Roosevelt en sus discursos como los superhéroes en sus páginas, prometían la venida de un nuevo orden mundial. Superman, águila en ristre, alentaba a la compra de bonos de guerra. El Capitán América y Wonder Woman perseguían a nazis en sus páginas. Pero, a pesar de lo que pueda parecer, estos nuevos héroes estaban lejos de ser un mero divertimento o una herramienta propagandística al uso: El poder simbólico, su magnetismo y potencial de fascinación tienen un origen más profundo, ligado a los principios de los padres fundadores. Tal y como apunta el título de la obra de Cooke, estos superhéroes encarnaban una nueva versión del espíritu de la frontera.

Michel Aglietta, economista marxista, define este concepto como “un principio ideológico que refleja la capacidad de la nación norteamericana para polarizar las actividades individuales en un sentido de progreso, de tal manera que el desarrollo del capitalismo y la construcción de la nación se identificaron en la conciencia de las masas populares”, o lo que es lo mismo, representaban una idea de progreso ligada al desarrollo y a lo que más tarde se conocería como Estado del Bienestar, el manido american way of life que habrían de defender contra los nazis primero y la amenaza roja después.

Página 1 de 4
1 | 2 | 3 | 4 |

contactarEdición impresa