Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Santiago Valenzuela Comic Digital

critica

Sentient

En el espacio, nadie puede oír los gritos de los niños

REVISTA ESPECIALIZADA EN CÓMIC
"¿Cómo pueden odiarse tanto dos personas que no se conocen?" Batman a El Joker / La Broma Asesina
ID

Santiago Valenzuela

Apocalipsis de andar por casa

Un artículo de Antonio Núñez - Introducido el 13/03/2006
Santiago Valenzuela
Pocas veces se tiene el placer de poder conversar en profundidad con un autor de tebeos tan interesante y con una obra tan atípica y personal como Santiago Valenzuela (San Sebastián, 1971), así que quisimos aprovechar para dejarnos llevar por sus palabras, a ver si se nos pegaba algo.

¿Cómo te definirías ante alguien que no sepa quién eres?
Como un dibujante y escritor de tebeos. O más exactamente como un escritor de guiones de cómic que no tiene más remedio que dibujar él mismo, a pesar de sus limitaciones y de lo pesado que es dibujar y entintar.

¿Cuál fue el detonante que te hizo dedicarte al tebeo?
Supongo que el tener un mínimo de maña para el dibujo. Eso me permitía levantar ese humilde teatrillo o guiñol que es la página de cómic donde uno, sin medios ni mediación alguna, puede representar lo que quiera, contar cualquier cosa. Y lo puede hacer con un grado de libertad casi absoluto, sin más limitación que su propio talento.

¿Qué influencias tienen tus historias?
Los cómics de los 70 y 80. Valerian y Philemón, Bourgeon o Bilal. Moebius, sobre todo. Pero también, claro está, el Don Miki y las reediciones de El Jabato y El Capitán Trueno que estaban en los quioscos cuando era chaval. Muñoz y Breccia. Películas de ciencia ficción y de romanos. Y sobre todo la literatura en general, con cierta predilección por la fantástica.

Recientemente Ediciones DePonent ha editado Capital de provincias de dolor, quinta entrega de las aventuras del Capitán Torrezno. Háblanos de lo que podemos encontrar allí.
En este tomo se acaba un tramo narrativo que amenazaba con prolongarse hasta el infinito, que es el del asedio de la ciudad de Deeneim, y los personajes quedan libres para correr nuevas aventuras en otros escenarios, siempre dentro de una trama continua. Este libro es un simple punto y aparte, en realidad casi un punto y seguido. El contenido es el de siempre, aventuras, humor, apocalipsis de andar por casa y alarmante ausencia de personajes femeninos.

¿Cómo definirías Capital... en relación a las entregas anteriores? ¿Hay alguna diferencia con los álbumes anteriores? ¿Ha habido algún tipo de evolución tuya como artista o del propio personaje de Torrezno desde Horizontes lejanos?
Hombre, espero que sí se vea una evolución, si no artística al menos sí artesanal, creo que dibujo bastante mejor que cuando empecé, al menos consigo dar el pego más o menos. En cuanto a la historia y el personaje, desde el segundo tomo evolucionaron más claramente hacia la pura aventura y el relato histórico-bélico, dejando un poco de lado el elemento digamos metafísico del comienzo, las coñas y referencias más o menos veladas a la religión, que ahora en este tomo reaparecen un poco, y que volverán más adelante.

¿Realmente tienes pensado que sea la última entrega de la saga?
No, nunca lo he pensado ni lo he dicho, no sé de donde ha salido eso. Ya digo que es sólo un punto y aparte, o ni siquiera eso. Lo que se ha publicado hasta ahora no es más que una pequeña parte de lo que me queda por contar del Capitán. De hecho, ninguna de las referencias al futuro que se ven en cada tomo, ni las diferentes subtramas que aparecen por unos momentos entre el curso principal de la historia son casuales, todas son anticipos de cosas que en su momento se verán, lo tengo todo bastante planeado.

Página 1 de 3
1 | 2 | 3 |

contactarEdición impresa